– Hasta que se callen. Hasta que se vayan

(versió en català aquí)

Tal y como escuché decir hace poco a un compañero, cuando la extrema derecha sale a la calle la extrema izquierda no se puede quedar en casa. Ni importa que ellos sean más ni que estén (por ahora) mejor organizados: cuando los dogmáticos hablan, gritan, cantan, rezan contra el derecho de cualquier persona de disponer de su propio cuerpo, de su propia vida, de su propio destino… nos toca ponernos delante y dejar claro que la oposición está viva, recordarles que seguimos empujando cada día, hacerles sombra con nuestras voces y nuestros cuerpos. Quizás no los silenciaremos ni hoy ni mañana, pero continuaremos dando batalla en nuestras calles. En nuestras vida. Hasta que se callen. Hasta que se vayan.

2009-02-13-concentracio-gran4

2 comments

  1. Si la base social de la extrema derecha es parte de la clase trabajadora y de la pequeña burguesía (si no, no se puede comprender el ascenso del fascismo en sus primeros años), entonces el quedarse de brazos cruzados también es hacer algo. Esa es la responsabilidad que tenemos también en momentos de crisis.
    Suerte y adelante
    ¡Por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s