– El hueso que te atraganta

Original en català aquí Ya está. Ya ha empezado. Después de meses leyendo en los periódicos que se estaba preparando una macro-operación policial para encontrar a los responsables de los “hechos del Parlament”, ya han comenzado las detenciones. En los momentos en que escribo estas líneas ya son 5 personas pero fuentes policiales anuncian que habrá 17 más. No sabemos cuando, no sabemos dónde, no sabemos quién.

Ayer quedó clara la estrategia de promover el miedo y la incertidumbre de la conselleria d’interior y la Audiencia Nacional. Las detenciones llegan de forma escalonada y lenta, mostrando que cualquiera puede ser la siguiente, haciendo pensar que los mossos pueden estar esperándote cuando llegues a casa del trabajo o de pasear a tu perro. Ayer me preguntaba un compañero en la Plaça Sant Jaume si yo o alguien de mi entorno pensaba que tenía posibilidades de estar en la “lista de Puig”. Le respondí que tengo la sensación de que medio movimiento piensa que tiene números de estar en la famosa lista. Por un lado los poderes político-mediáticos han hecho un trabajo excelente a la hora de emitir rumores e informaciones confusas, de vender durante meses la certeza del procesamiento o la supuesta infalibilidad de las pruebas, de extender su imagen de omnipotencia. Nos hemos imaginado todas durante este tiempo a Puig frotándose las manos en su despacho fantaseando con el golpe de efecto resultante de su venganza contra los anti-sistema.

Pero la duda de tantos indignados y indignadas no es producto sólo de la retorcida gestión del conseller d’interior. En realidad resulta del hecho de que todas estábamos allí. Todas decidimos planificar y convocar esa manifestación; todas estuvimos de acuerdo en que los presupuestos que se empezaban a debatir ese día eran absolutamente inadmisibles y que no nos podíamos esconder tras la impotencia frente a un govern que recorta nuestros derechos, nuestro futuro, nuestras vidas sin despeinarse, sin vergüenza y sin pudor. La movilización ante el Parlament los días 14 y 15 de junio fue aprobada en una asamblea celebrada en plaça  Catalunya que contó con la participación de miles de personas. Y además fue aprobada con total unanimidad y entusiasmo. La logística y las líneas de la acción fueron planificadas por la comisión 14-15, que se reunía cada día junto a la plaza y traspasaba sus propuestas a la asamblea general para someterlas a discusión y votación. Las acciones del 14 y 15 fueron difundidas por las comisiones de comunicación, extensión y difusión. Fueron difundidas también por los miles de personas de las asambleas de barrios y pueblos que llenaron los muros, paredes, tiendas y calles del país con más de 20.000 carteles llamando a la participación. Las movilizaciones estuvieron compuestas a su vez por las decenas de comisiones y asambleas de barrio, pueblos y villas que las apoyaron, que propusieron actividades, que movilizaron sus miembros, que hicieron un llamamiento a la implicación de la ciudadanía. Sobre todo, sin embargo, el 14 y 15 salieron adelante porque estábamos allí miles de personas dispuestas a luchar por lo que es nuestro, por lo que es común, por lo que es justo.

Las detenciones y procesamiento de miembros del 15-M constituyen sin lugar a dudas un juicio político-mediático de un movimiento que ha tomado una fuerza inimaginable en los últimos meses. La detención absolutamente injustificada de compañeros para entregarles una citación que suele ser enviada por correo, la derivación del caso a la Audiencia Nacional, la selección cuidadosa de los detenidos y detenidas, la creciente prepotencia de un consejero actualmente investigado por el TSJC por sus métodos antidemocráticos, el discurso de la “minoría violenta” y el “buenismo del resto del 15M”, la euforia de la derecha y la ambigüedad de la socialdemocracia … todo indica que el objetivo de los poderes fácticos es manufacturar un caso ejemplarizante, desactivar un puñado de activistas y, de paso, utilizar la represión para silenciar a miles de voces disidentes.

Recordemos que Felip Puig llegó a su cargo el año pasado prometiendo acabar con los anti-sistema del país, particularmente de la ciudad de Barcelona. Aquellos anti-sistema profesionales y agitadores de los que él y sus compadres están acostumbrados a hablar y pensar. No sé si su orgullo le habrá impedido darse cuenta pero a estas alturas va quedando claro que el consejero está perdiendo el pulso que él mismo inició: el caso de los cientos de anti-sistema en los cines Laietana fue archivado, su operación de limpieza de anti-sistemas de la plaza Cataluña el 27 de mayo fracasó, las anti-sistema hemos conseguido que el TSJC le investigue por aquella operación, cada día los anti-sistema detenemos desahucios y desalojos. Y la lista de victorias sigue.

Lo que no entiende todavía el conseller Puig es que seamos tantas y tantas las que queremos acabar con este sistema. Y todas estuvimos en el Parlament, todas quisimos pararlo.

Seguimos aquí. Seguiremos aquí. No nos detendrán ni el discurso del miedo, ni la represión, ni la profundización de los ataques sobre la mayoría de la población en beneficio de unos pocos. Seguiremos aquí, conseller, seguiremos aquí. Continuaremos siendo tu pesadilla, el hueso que te atraganta cuando cuando menos te lo esperas, pero, sobre todo, seguiremos imaginando y trabajando por un mundo mejor.

3 comments

  1. ¡Bravo! por tu artículo…

    Todo ha sido anuciado a bombo y platillo, como si de terroristas se tratase. No eran necesarias estas detenciones para entregar una citación judicial de la Audiencia Nacional, (heredera del tribunal franquista de orden público). Es simplemente un peldaño más, en el intento de criminalizar y deslegitimar a los indignados en vísperas de unas elecciones.

    Salud!!!
    “Caza de brujas”: http://15mikel.blogspot.com/2011/10/caza-de-brujas.html

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s