Entre frivolidad y negligencia

Versió en català aquí

J.M.G. amenazó y persiguió a su ex-novia, adolescente como él, para que volviera con él. En su intento de reanudar la relación, J.M.G. presionó a la joven llamándole incesantemente al móvil cada día, presentándose en su academia, gritando y golpeando la puerta e increpando de forma intimidatoria a sus conocidos. Además de todo esto la abordó ante su domicilio gritándole “que se iba a enterar” y le arrebató el móvil para averiguar “con quién había estado”. Al no conseguir la reacción deseada, se tiró al suelo y se arrastró por la calzada.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Santander condenó a J.M.G. a una multa de 60 euros por una falta de amenazas y coacciones de carácter leve. También le ha prohibido acercarse a la joven durante seis meses. El mismo Juzgado, no obstante, le ha absuelto del delito de violencia de género porque considera que un “enamoramiento propio de adolescentes”, sin proyecto de futuro, no puede equipararse a la relación de pareja que exige el Código Penal [1].

No sabemos mucho de la vida de J.M.G. Sabemos que es menor. También sabemos que, ante un “rechazo amoroso” reaccionó con violencia verbal, agresividad, amenazas, intimidación, chantaje y coacción. Lo que me ha llamado la atención de este caso es que el juez, vista la corta edad del muchacho (y de la víctima), le ha quitado importancia: Cosas de niñxs.  Sin embargo, lo que hace que el juez a mi parecer relativice este episodio es precisamente lo que a mí me hace verlo como especialmente preocupante. ¿Qué pasa? ¿Que los adolescentes, por el hecho de serlo, no pueden herir? ¿No pueden matar? ¿Acaso no se convertirán un día en adultos que se moverán por el mundo en base al conocimiento y experiencia acumulados desde niños?

Parece claro que J.M.G. aprendió en algún(os) sitio(s) que podía mantener a su lado a una pareja utilizando la fuerza. Dudo que una multa de 60 Euros y una orden de alejamiento vayan a hacerle cambiar de visión así como así. Lo que hizo es violencia de género y el juez, pero particularmente J.M.G., deberían haberlo entendido así. Con esto no estoy abogando necesariamente por una pena más dura para este joven, sino que planteo la necesidad de, independientemente de la edad del agresor, llamar a las cosas por su nombre. Sólo así podemos cambiarlas. Vistos los métodos que J.M.G. ha utilizado para abordar la ruptura de su relación, ¿qué nos hace pensar que utilizará otros cuando se encuentre en una relación con “proyecto de futuro” y que ya no sea fruto de un “enamoramiento propio de adolescentes”? ¿Qué está haciendo en este caso el estado y la sociedad para asegurarse que J.M.G. desaprenda lo aprendido? ¿Qué estamos haciendo para que aprenda otras cosas, otras formas, otras lógicas? ¿No podría haber sido este caso una oportunidad muy valiosa para trabajar con este joven la cuestión de las relaciones de género y las violencias que a menudo se derivan de ellas?

La sentencia constituye, a mi parecer, una frivolidad como mínimo sino una negligencia. No podemos ya borrar lo que J.M.G. le hizo a su ex-pareja, pero sí que habríamos estado a tiempo de prevenir lo que él, y muchos jóvenes como él, les podrían hacer en el futuro a las jóvenes y mujeres que han de conocer y “querer”. ¿A qué esperamos?

[1] Información extraída de Público del 20 de noviembre (pàgina 30)

One comment

  1. Noia, la justícia també és gestora: tenim un problema, busquem una excusa mediàtica i arxivem el cas;no importa que la ferida encara regalimi pus, és igual que es torni a infectar! àpali, hem acallat la notícia i els que vinguin darrera ja s’ho faran…La jurisprudència no en té massa casos exemplaritzants…, ni hi ha interès en crear-los. És això pel que estem on estem, és a dir, fent revolta, per tal d’ anar on està la bactèria i posar-li cotó i la medicina…, és qüestió d’anar fent farmaciola…
    ¿serà que el grip em fa està metafòrica? Saluts i salut!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s